CNAUW - Costumbrismo 23

Willy_Galleta - Un slice of life de criaturas mágicas inexistentes puede ser entretenido e interesante. En cambio, mezclar tu cómic costumbrista con elementos de fantasía hace que deje de ser costumbrismo. Puede seguir siendo interesante, pero de otra forma. Desde luego, si lo usas para representar sucesos reales, es muy difícil que se mantenga la coherencia.


Fadri - *Ruido de comentar tira*


Kalitro - Se puede hacer la gracia temporal (o no) en un cómic costumbrista, en el que los personajes sean criaturas imaginarias o animales antropomórficos. El propio Kochalka se dibuja a su familia y a sí mismo como elfos y a uno de sus amigos como un perro parlante. Son concesiones aceptables.

Lo malo es hacerlo de golpe y añadiendo más elementos fantásticos.
Para terminar de hacerlo confuso, los autores de CNAUW están ahí ponificados. Y eso que Drafi, el autor de un Millar de skimos ya estaba muerto. Y vuelve Kuky a pesar de que en una tira anterior empezaba a salir con Megadetz...

¡Y sigue sin salir Porrim! >_<


John_Wheel - Tal parece que en las dos últimas viñetas el cómic enfoque a un público imaginario que coloca carteles explicativos de onomatopeyas para "indicar" lo que sucede. En un cómic es mejor que los personajes que salgan sean, bueno, que sean personajes del cómic de verdad.

Aunque siempre nos quedará la duda de si *ruidos de dibujar webcómics* es en realidad un eufemismo de *ruidos de follaponies* y el autor nos ha hecho un favor.

La parte de engaar bots

Nick

Comentario

La parte de engaar bots todava ms


Feadraug dijo el 14/09/2012 09:50

"Mientras tanto, en Tierra Poni..."


Malleys dijo el 13/09/2012 00:42

*ruidos de


alexlupus dijo el 12/09/2012 03:15

faltapinki poncho
y Drafi volvió! En forma de pony!


GonzaHerMeg dijo el 12/09/2012 00:51

Algún científico loco debe haber trastocado algúna fibra del espacio tiempo para este cambio fisiológico de los personajes.


2Zak dijo el 12/09/2012 00:44

El detalle del fondo borrado es exquisito.



Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.