CNAUW - Videojuegos 03

John_Wheel - Al hacer un webcómic de historia videojueguera (historia de tener trama, no de contar la evolución de la industria) lo primero es contarlo bien para que tenga un mínimo de contexto. Aquí están directamente en el final y ni se sabe qué peligro corren ni quién va a morir ni nada. Lo mismo un virus informático está planeando destruir la Tierra lanzando varias cabezas nucleares y unos personajes salidos de unas roms viejas intentan impedirlo que puede ser que se han quedado sin sal y han ido a por más y, no sé, casi les atropella un camión.

Lo segundo a tener en cuenta sería no olvidarse de las reglas intrínsecas del universo de un videojuego para no llegar a situaciones que en un contexto normal son razonables pero en dicha historia quedan ridículas. Que una moza vaya en busca de venganza porque su hermano fue asesinado queda guay. Que una moza vaya en busca de venganza porque mataron al personaje de su hermano en un MMO, pues... es que es un muñeco de mierda. Que en un MMO resucitan a los cinco segundos de morir un par de metros más atrás. En un videojuego puede que de igual si no vencen al jefe a la primera, habiendo vidas extra, puntos de guardado y tal.

Hay que tener cuidado para que por la idiosincrasia del webcómic videojueguil que hemos montado, el drama no se tuerza de tal forma que acabe siendo ridículo y una comedia involuntaria. Y a ser posible que no tenga vaivenes monstruosos de drama y comedia, que tampoco ayuda.


Kalitro - De hecho, por lo que se ve en la tira, al final Bogey sólo parece tener un malestar. No ha muerto ni nada.

Si vais a hacer un cómic ambientado en un videojuego, estableced bien las reglas. Eso puede dar mucho juego y crear tensiones. Pensad por ejemplo lo injusto que puede ser que unos personajes resuciten y otros no.


Fadri - Cuando una historia transcurre dentro de un videojuego, puede ser algo genial porque puedes establecer las mismísimas leyes del universo en ella, más allá de las cotidianas leyes que ya tenemos muy vistas en nuestro más que visto Universo. Aunque, claro, eso también puedes hacerlo en ciertos entornos de fantasía o ciencia-ficción.
El principal problema viene si la historia es del tipo "esto es gente jugando a un juego, y si se mueren, pues no pasa nada porque no son la gente de verdad". Mejor que eso es que sean personajes de videojuego en sí mismos, o gente conectada neuralmente al juego, jugándose su propio cerebro en el asunto (bueno, esto es un poco forzado, pero menos soso que "da igual que se mueran porque son gente en su casa"). O cualquier otra cosa que se te ocurra.

Menos la de que dé igual todo lo que pasa en la historia.

La parte de engaar bots

Nick

Comentario

La parte de engaar bots todava ms


Yukari dijo el 09/04/2013 01:25

@ John_Wheel : 21 y contando, legal en todo el mundo! :)


alexlupus dijo el 08/04/2013 23:29

que seria de CNAUW sin referencias a CAD


John_Wheel dijo el 08/04/2013 22:05

@ A-funny-name : Ya te digo. "¿Lo de hijos de puta o lo de Kid Radd?" Sí.

@ Yukari : O que quizás ahora empiezas a disfrutar de verdad con él. Espero no estar hablando con una adolescente accidentalmente, me sentiría un poco ilegaloso.

@ Feadraug : Todas las excusas son buenas cuando tienen que ver con Kid Radd.


Marja dijo el 08/04/2013 19:29

Esta tira no importa, no sois de verdad.


Feadraug dijo el 08/04/2013 19:28

B^U x2

Eso y que vaya excusa para sacar Kid Radd. xD

~ Comentario editado por el usuario.


Yukari dijo el 08/04/2013 16:52

Mmm la forma en que interpreto esta tira me hace pensar que ya es hora de que deje descansar un rato el hentai y el yaoi ·_·

Maldito internet qué le has hecho a mi alma?


Kalitro dijo el 08/04/2013 15:49

@ A-funny-name : ayer lo comentaba con @John_Wheel que justo lo habías leído.

@ Encon : especialmente el xDDDDDDDDDDD


Encon dijo el 08/04/2013 15:02

Coincido con la primera frase del puto afani,letra a letra.


A-funny-name dijo el 08/04/2013 14:18

Sois unos hijos de puta xDDDDDDDDDDD

Me parece que me he leído Kid Radd justo a tiempo.



Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.